Ronda, 1918: el proyecto autonomista y los símbolos de Andalucía cumplen un siglo

Los días 12, 13 y 14 de enero de 1918 se celebró en el Círculo de Artistas de Ronda la Asamblea de las Provincias andaluzas en Ronda, organizada por los Centros Andaluces, instituciones impulsadas por Blas Infante y los regionalistas de la época, que constituyeron el denominado andalucismo histórico.

Tradicionalmente se han atribuido los símbolos de Andalucía (bandera, escudo y lema) a la Asamblea de Ronda y así lo reconoce el Estatuto de Autonomía de Andalucía. Sin embargo, no hay fuentes primarias que lo documenten, si bien se entiende que la Asamblea de Ronda fue el punto de partida para establecer unos símbolos identitarios de Andalucía y fundamentalmente su proyecto social y político.

 

Sebastián Chilla

Andalucía está de enhorabuena. O debería estarlo. Este fin de semana se cumplen 100 años desde la celebración de la Asamblea de las Provincias andaluzas en Ronda. El evento, anunciado durante el año anterior en varios números de la revista Andalucía, reunió a los delegados y representantes provinciales de los Centros Andaluces en esta hermosa ciudad malagueña, con objeto de definir un programa social y político para Andalucía.

En el manifiesto de la convocatoria de la Asamblea de Ronda, publicado el año anterior en la revista Andalucía —la que fuera uno de los mayores órganos de expresión del primer andalucismo histórico—, no sólo se destaca la caduca realidad política de la España de la Restauración, sino la necesidad que «tiene la creación de Andalucía como pueblo consciente y capacitado» para el pueblo andaluz. Al manifiesto le sigue un boletín de adhesión, con objeto de ser recortado y enviado al Centro Andaluz de Sevilla, en el que se especifica además el envío gratuito del «Manifiesto» y el «Programa Regionalista» al andaluz que lo solicite.

Sin embargo, la efeméride no parece haber despertado mucho interés por parte de la Junta de Andalucía, quien no ha organizado ningún evento para celebrarla, pese a estar recogida en el artículo 3 del Estatuto de Autonomía referente a los símbolos de la comunidad, así como en el preámbulo de esta. Sí se ha hecho eco el Ayuntamiento de Ronda, que este viernes 12 ha conmemorado con un acto esta importante fecha.

 

asamblea-ronda-1918.jpg

De la revista Andalucía, un año antes de la Asamblea de Ronda.

 

«Andaluces: La España centralista ha muerto».

El manifiesto, en el que se define a Andalucía como «país del hambre y la incultura» y «la tierra más alegre de los hombres más tristes del mundo», culpa de la realidad social y económica de Andalucía a la «oligarquía nacional» que representan unos hombres «inconscientes o malvados». Para ello, la convocatoria llama a fortalecer «la vitalidad de las Regiones y Municipios, reconociéndoles los fueros que a ellos corresponden por naturaleza, como fuentes de vida y prosperidad nacional». Una definición que recalca en la concepción municipalista y federalista que tiene desde un primer momento el andalucismo histórico y la preocupación de este por la realidad social de una Andalucía atrasada cultural y económicamente.

«A nosotros corresponde fortalecer Andalucía y los Municipios andaluces, unificando su fuerza para intimar con ella, como hace Cataluña».

Pese a cumplirse 100 años de la Asamblea de Ronda, el manifiesto que la convoca en 1917 así como los acuerdos adoptados en ella son de alarmante actualidad. Con el debate territorial en el candelero de la política nacional a raíz del «terremoto político» que constituye el independentismo catalán, son muchas las voces que desde Andalucía han reivindicado una nueva configuración para España, tanto desde posturas autonomistas como federalistas y soberanistas.

Los problemas que arrastra Andalucía desde hace más de un siglo ya motivaron la preocupación de los primeros regionalistas andaluces en la segunda mitad del siglo XX. Fruto del federalismo de aquel entonces es la Constitución de Antequera de 1883, que reivindicó la Asamblea de Ronda de 1918 y que hoy también recoge el Estatuto de Autonomía de Andalucía.

Programa de la Asamblea. En la revista Andalucía (diciembre de 1917)..jpg

Programa de la Asamblea. En la revista Andalucía (diciembre de 1917).

La Constitución de Antequera como punta de lanza

Entre los objetivos de la Asamblea de Ronda, tal y como se recoge en el último número de la revista Andalucía antes de su celebración, se establece «la votación de una constitución para Andalucía ofreciéndose como base de discusión la Constitución Andaluza votada en Antequera por la Asamblea de 1883». Además del marco de referencia de la Constitución de Antequera, se establece como prioridad examinar el «Programa Regionalista aceptado por las secciones todas de Centro Andaluz» y concluir una serie de reivindicaciones basadas en este, así como organizar los núcleos regionalistas y sus órganos de relación. La noticia también hace referencia a «acordar los procedimientos de que deben valerse los regionalistas para hacer triunfar su credo en la próxima lucha electoral», a la que se presentarán con no mucho éxito en la España del turnismo político que está próxima a finalizar.

 

100 años del proyecto autonomista

Habitualmente se ha dicho que el logro más significativo de la Asamblea de Ronda celebrada en enero de 1918 es la definición de unos símbolos para Andalucía. Así lo dice el Estatuto de Autonomía y numerosos especialistas de renombre entre los que se encuentran Manuel Ruiz Lagos o Juan Antonio Lacomba. Sin embargo, no hay documentación directa ―no se cuenta con las actas de dicha Asamblea― que ofrezca que en la mesa de la Asamblea, presidida por Blas Infante, se adoptaran los símbolos actuales de Andalucía. Un trabajo del doctor en Historia por la Universidad Pablo de Olavide, Manuel Ruiz Romero, referente a los símbolos de Andalucía plantea la problemática.

No obstante, los símbolos de Andalucía confluyen de una forma u otra en la Asamblea de Ronda y en el año 1918, de especial importancia y trascendencia para el andalucismo histórico. Por una parte, el Hércules ya era usado por el propio Blas Infante como símbolo de Andalucía con anterioridad en sus publicaciones ―véase El ideal andaluz―, y de la misma forma, la alusión mitológica al mito, a los leones y su vinculación con la ciudad de Cádiz. El lema, por su parte, también es mencionado en la revista Andalucía con anterioridad: «Andalucía para sí, para España y para la Humanidad».

De lo que no cabe ninguna duda es de la decisión de la Asamblea de Ronda de dar los pasos para pedir por vez primera la autonomía para Andalucía. El Centro Andaluz de Sevilla presentó al Ayuntamiento y a la Diputación Provincial de Sevilla una moción solicitando autonomía para Andalucía en noviembre del mismo año. Dicha moción es un mandato de la Asamblea de Ronda y constituye la primera petición de autogobierno andaluz.

AsambleaRonda1918

Blas Infante presidiendo la mesa de la Asamblea de Ronda

 

Sobre la historia de la autonomía andaluza, la revista La Andalucía (laandalucia.org) ofreció un monográfico el pasado 4 de diciembre de 2017 con motivo del 40 aniversario de la multitudinaria manifestación en pro de la autonomía. El documento está escrito por el doctor en Historia y especialista en el estudio de la autonomía andaluza Manuel Ruiz Romero. Puede acceder a este monográfico aquí.

 

Deja un comentario